PANDA-MONIUM MINI QUILT

A Adelaida le encantan los osos panda, así que cuando encontré esto no pude resistir la tentación…

IMG_0971

Además quise hacerlo ya de ya, y sin que ella me viese, para darle una sorpresa. Por eso me pasé el viernes superconcentrada, cosiendo prácticamente todo el día. Ahora, eso sí, disfrutando de todo el proceso y con unas ganas enormes de dar la última puntada y ver el resultado final! Seguro que ya sabéis cómo va eso…

IMG_0974

Bueno, como veis, no está del todo acabado. Me falta acolcharlo, pero no podía esperar para enseñarlo!

IMG_0968

Yo, en vez de un miniquilt, voy a hacer una funda para un cojín o una almohada. Elegí como fondo este color (Bella Solids Capri de Moda) porque es uno de los favoritos de Adelaida, y es el que vamos a utilizar para hacer un quilt para su cama (dice que me va a ayudar, a ver…!)

IMG_0979

El patrón se descaga gratis en la página de Fat Quarter Shop. También hay un vídeo (en inglés) donde podéis ver a Kimberly Kight explicando el “paso a paso”. Me gusta mucho cómo se organiza y ordena todas las piezas que va cortando por medio de letras. Yo traté de imitarla, aunque no tengo esas letras tan chulas que, por si no lo sabéis, se venden exclusivamente para este propósito (aquí, por ejemplo)

IMG_0966

Las instrucciones están bastante bien. Tuve que hacer algún pequeño ajuste en la zona de las orejas, pero realmente no sé si porque venían las medidas mal o porque yo me confundí al cortar la pieza. En fin, poca cosa. También me quedó el hocico un poco desplazado hacia un lado, la típica cosa que no solo no me importa, sino que me encanta. Tal vez mi panda esté haciendo una mueca!

IMG_0977

¡Qué guapo!

IMG_0978

Y si no conocéis los tutoriales de Kimberly, os los aconsejo. Son muy claros y didácticos. También hace entrevistas a quilters famosas donde siempre puedes aprender algo interesante. Por ejemplo, me gustó mucho esta con Lory Holt, una de mis favoritas. Es vintage hasta para la plancha que usa!

Es todo por hoy. Cuando ya esté terminado os enseño el resultado final.

Besos >¡<

HOURGLASS QUILT (tutorial)

Hola,

aparezco por aquí de nuevo, sin más!

Quiero enseñaros un quilt que hice, que me encanta. Es algo muy sencillo, muy fácil de hacer, y por eso me gusta doblemente. Me divertí haciéndolo y ahora que lo tengo en mi cama, me parece precioso cada vez que lo miro. Es, como todo lo que vengo haciendo últimamente, simple, brillante y muy colorido.

hourglass quilt / anabelula.wordpress.com

hourglass quilt / Anabélula

Aquí tenemos una cama muy grande y el único quilt que traje conmigo me quedaba un poco pequeño. Buscando algo rápido por mi tablero de Pinterest me di cuenta de que tenía muchos “hourglass quilts” pineados, así que enseguida me decidí. Es increíble cómo a veces tardas una eternidad en dar un paso y otras lo ves tan claro que es cuestión de segundos. Además, hacía unas semanas que había estado en un “quilt show” por aquí cerca y había comprado unos cuantos fatquarters. Tenía también una buena cantidad de blanco sólido, así que…

Os cuento todo el proceso por si os apetece hacerlo. Os lo recomiendo además porque  es una buena práctica para empezar a hacer piecing rápido a máquina.

Yo (que todavía soy de lápiz y papel) empecé haciendo mis cálculos de manera rudimentaria.

IMG_0933

Aún así, tuve que hacer un par de “bloques piloto” hasta que di con la medida que quería. En un principio pensé en poner los bloques juntos, sin “sashing” (las tiras que van separando los bloques). Queda también genial, me gusta porque va haciendo como molinillos. Pero como necesitaba amplitud y andaba justa de tela estampada, preferí comprar un jelly roll blanco y meterle las tiras, algo que también vi en Pinterest y me gustó.

Lo primero que hice fue cortar igual cantidad de cuadrados de tela blanca que de tela estampada. Los hice de 7 pulgadas, que vienen siendo unos 15 cm. Y aquí voy a hacer un inciso para contaros que, después del incidente que tuve con una dependienta del Jo-Ann (una tienda de crafts muy famosa por aquí), comprendí que tenía que empezar a olvidarme de los centímetros. Quería hacer unas cortinas y llevaba mis medidas en cm, pensando (ingenua de mi) que allí me harían la equivalencia. Cuando escogí la tela y se la llevé a la señora para que me la cortara, me miró como si en vez de cm le hablara de kilopondios, o yo qué sé! Así que entre mi reconocida nulidad para los números, mi inglés “académico” y la pericia de la dependienta, me vine para casa con 2 metros más de tela de lo que necesitaba. La cosa no fue grave porque  aproveché para hacer un mantel con las “sobras”, y decidí, a partir de entonces, desterrar mi cinta métrica española y empezar a hablar de inches.

Bueno, sigo. Como os digo, corté cuadrados de 7″. De cada uno de estos cuadrados (más la tela blanca) te salen dos bloques. Corté dos cuadrados de cada fat quarter, con lo que conseguí 4 bloques de cada estampado, más alguna otra tela que tenía por ahí…suficiente!

IMG_0934

IMG_0381

IMG_0376

Como veis también le metí muchos sólidos.

Para hacer los bloques, lo primero es coger un cuadrado de tela estampada y otro de tela blanca y ponerlos cara buena con cara buena.

IMG_0935

En este caso, yo no distingo si la tela blanca tiene un derecho y un revés (aunque hay gente que sí lo hace…)

Con un lápiz, trazamos una línea de una a otra esquina.

IMG_0936

 

Esta línea es la línea de corte. Ahora cosemos a ambos lados, utilizando la línea como guía y respetando el ancho del pie prensatelas (que viene siendo de 1/4″). Si no confiáis en vuestra destereza para hacer esto, podéis marcar también las dos líneas de costura a 1/4″ a cada lado de la línea central (de corte). Para acelerar un poco el proceso, os aconsejo preparar y marcar todos los cuadros e ir cosiéndolos de forma encadenada, no hace falta que rematéis al principio y al final con puntadas atrás. Primero hacéis todas las costuras de un lado, y después las del otro.

Una vez hecho esto, cortamos por la línea del centro…

IMG_0389

…y con mucho cuidado de que no se nos desplace nada, movemos la regla y hacemos otro corte perpendicular a este

IMG_0391

De forma que nos quedan 4 piezas

IMG_0392

Cada una de estas piezas es un QST (Quarter Square Triangle), o sea un triángulo que resulta de dividir en cuatro un cuadrado. Os lo comento porque es algo que se ve mucho en los blogs y patrones en inglés. Es un corte que se utiliza muchísimo y son tan adictos a las siglas!

Los abrimos y los planchamos, dejando el margen de costura hacia el lado de la tela oscura

IMG_0937

Los vamos colocando de dos en dos formando el reloj de arena (“hourglass”). Para que nos coincidan bien las costuras en el centro, encajamos las dos piezas, que tienen el margen de costura en direcciones opuestas

IMG_0942

y las sujetamos con un alfiler, cuidando de que esté colocado exactamente, y por los dos lados, en la costura.

IMG_0938

Cosemos todos los triángulos con el mismo margen del ancho del prensatelas. También puedes preparar todas las piezas e ir cosiéndolas encadenadas. Esto te hace ahorrar tiempo e hilo.

IMG_0404

Los abres y los planchas.

Llegados a este punto, ya tienes la mitad del top hecho. Y, si acolchas a máquina, casi que la mitad del quilt también.

Una vez abiertos y planchados, hay que escuadrarlos y quitarles todos los piquitos sobrantes. Esta labor es un poco latosa y deja muchos pequeños recortes por toda la mesa, pero es fundamental para que luego todo quede equilibrado y simétrico. Ayuda mucho colocar la regla con la línea del ángulo de 45º encima de la costura.

Como veis, me quedaron unos bloques con una medida final de 6″.

IMG_0946

Y ya llega el momento de poner las tiras (sashing), pero primero hay que decidir en qué orden colocamos los bloques. Para ello los puse todos en el suelo y fui ordenándolos, como veis en la siguiente foto, hasta que quedaron los colores más o menos equilibrados y a mi gusto.

IMG_0564

(Aquí nos podemos hacer una idea de cómo quedaría sin las tiras)

Como os comenté, para el sashing pedí por Amazon un Jelly Roll blanco, Kona de Robert Kaufman, porque era la misma tela que tenía en los bloques. Estas tiras son de 2-1/2″ de ancho (casi 6,5 cm), una medida perfecta para el sashing y un gran trabajo que te ahorras. Por cierto, me llegó en ¡dos días! (esto en España no sabemos lo que ye!)

Bueno, una vez decidido el orden, numeré los bloques por filas, corté tiras blancas de 6″ y fui cosiendo bloque-tira-bloque-tira siguiendo la numeración hasta construir 10 filas.

IMG_0388

IMG_0568

Y luego cosiendo las filas entre sí por medio de tiras…

IMG_3807

Hay alguna tela un poco feucha, pero pasa desapercibida en todo el conjunto. Aquí ya se va viendo el resultado final. Me encanta!

Estuve pensando si ponerle alderedor otra tira de colores hecha con todas las telas de los triángulos, pero me pareció que era sobrecargarla, así que acabé el top con una misma tira blanca. Y listo!

Para la trasera escogí una tela que no va mucho con el top, pero me pareció tan guapa!

IMG_0948

¿Qué os parece? Aquí también podéis ver ya el acolchado y el cierre. Y ya está lavada, por eso está tan amorosamente arrugada!

El acolchado lo hice a mano, y fue lo que más tiempo me llevó. Utilicé hilo de perlé del número 12 (mi favorito) en color blanco.

Una amiga de aquí me decía que cómo no lo mandaba a acolchar. Aquí hay mucha gente que tiene la máquina y se dedica a ello, pero sinceramente os digo que me gusta acolchar a mano, que me encanta cómo  queda y que, en estos momentos, lo que me sobra es… tiempo! Por cierto, no utilicé bastidor porque aquí no lo tengo, pero en Asturias tengo 4 y no me apetecía comprar otro.

IMG_0888

Al final, no sé por qué, me sobraron unos cuantos bloques y con ellos hice unas fundas para las almohadas.

Este es el resultado final!

IMG_0951

No puedo estar más satisfecha! Me parece también un proyecto ideal para hacer un baby quilt con telas infantiles porque las piezas son grandes y se ven bien los estampados, y porque queda tan dulce y “limpio”…

Bueno amigas, espero que os haya gustado lo que os conté, y que si os animais a hacerlo  disfrutéis tanto como yo lo he hecho.

IMG_0900

Besos >¡<

 

 

 

 

 

Guardar

MINIQUILT NAVIDEÑO

Hola, aquí estoy de nuevo para enseñaros este precioso proyecto navideño. Se trata de un quilt de pequeñas dimensiones, ideal para poner en el sofá o colgar en la pared, cerca del árbol.

La Navidad dura tan poco que a veces nos da pereza hacer algo muy elaborado, pero este trabajo es simple, fácil y rápido, y el resultado no puede ser más “fun, fun, fun…”

IMG_1172

La idea la saqué de este libro de Nancy Halvorsen, aunque tuve que adaptar alguno de los dibujos, y la construcción del quilt por bloques fue cosa mía.

IMG_1181

Hice las aplicaciones a máquina, que ya sabéis que últimamente me encanta.

IMG_1186

IMG_1187

IMG_1188

IMG_1191

IMG_1192

IMG_1193

Los motivos y los colores son los típicamente navideños, pero al combinarlos con blanco se vuelven brillantes y luminosos, y le dan a la labor un aspecto moderno.

IMG_1197

IMG_1198

Lo acolché muy poco y a grandes puntadas, con hilo de perlé del nº 12

IMG_1185

Finalmente, la etiqueta. Me gusta poner en todos mis quilts etiquetas con la fecha, así más adelante recuerdo en qué momento los hice, porque yo para esto de  los años soy un desastre…! Y si son para regalar, este es un buen lugar para una dedicatoria bonita.

IMG_1182

Os dejo con mis mejores deseos de  PAZ Y FELICIDAD PARA EL PRÓXIMO AÑO.

Besos >¡<

MINI QUILT DE BAMBI

Otro mini quilt rápido (mi especialidad), y también en lino, pero ahora blanco.

MINIQUILT DE BAMBI

El trabajo del top es muy simple: un medallón con un ¨Bambi¨ aplicado a máquina con la técnica free-hand. Eso sí, esta vez me esmeré un poco con el acolchado. Lo hice a mano, con grandes puntadas de perlé nº 12 en distintos colores, que resalta y le va muy bien a este lino que es más rústico, más tosco.

BAMBI

Aquí véis los hilos que utilicé

BAMBI

Como en el anterior, puse la guata doble, pero aquí ya no me gusta tanto el resultado. El lino es más grueso, y al ir acolchado queda un poco tieso, aunque esto seguro que mejora después de algunos lavados.

BAMBI

Finalmente, lo cerré con una tela sólida en verde ácido que le da un toque fresco, como de verano.

MINIQUILT DE BAMBI

Me gusta mucho este tipo de trabajos. Son una forma rápida y bastante económica de hacer algo diferente y práctico. Ya sé que siempre estoy a vueltas con la rapidez, pero si andamos liadas, trabajamos, tenemos niños, etc. y nos embarcamos en proyectos de gran envergadura… ya sabéis lo que puede ocurrir: que acaben engrosando nuestra lista de “inacabados”. Y, claro, los niños crecen, y lo hacen tan deprisa! Mejor hacer algo sencillo y darle uso que agobiarse pensando que “a este ritmo nunca vamos a terminar”

Os lo digo yo, que tuve que reconvertir sobre la marcha un baby quilt de cuna en otro más grande para la cama.

BAMBI

Hasta pronto >¡<