CÓMO CERRAR UN QUILT A MÁQUINA (BINDING TUTORIAL)

Hola!

El verano se acaba y ya (por fin !!!) me siento a cerrar el quilt de hexágonos que hace tiempo acabé de acolchar. En el argot quilter esto se llama binding.

Me costó encontrar una tela que me conquistara para el remate. A veces me quedo atascada durante meses por cosas así de simples.

Al final apareció esta amarilla brillante, y a un borde tan azul (que en su día también me llevó lo suyo decidir!) parece que le sienta bien.

Así que hoy es el día y te lo cuento con detalle. Aviso! el post me quedó un poco largo, lo siento, pero espero que te sirva de ayuda.

Lo primero que tienes que hacer es medir todo el perímetro de tu quilt para calcular cuánta tela vas a necesitar.

Mi quilt mide 68″x71″, así que calculo que voy a necesitar una medida lineal de 278″ ((68+71)x2=278). Como voy a hacer las esquinas en inglete prefiero ser generosa y añadir unas pulgadas extra para no me quedar corta.

No es necesario que cortes las tiras del binding al bies, salvo que tu quilt tenga las esquinas redondeadas o curvas en el borde. Si es un cuadrado o un rectángulo perfecto, corta las tiras siguiendo el hilo del ancho de la pieza de tela.

Este ancho normalmente es de 44″, por lo que yo voy a necesitar para mi quilt 7 tiras (278/44=6,31, no queda otra que tirar al alza, o sea 7).

Si haces tus cálculos en cm ya sabes que la tela mide unos 110 cm de ancho.

El siguiente paso será cortar las tiras. Yo las suelo hacer de 2,5″ (6cm). Así que si quieres calcular cuánta tela vas a necesitar en total para el binding lo tienes bien fácil. En mi caso 7×2,5″=17,5″ (en cm. 42)

Ahora las tienes que coser unas a otras para formar una tira única y larga. Esto también te aconsejo hacerlo a inglete, así la costura queda mejor distribuida y no abulta tanto. Para ello tienes que colocar el final de una tira junto con el inicio de la siguiente, cara buena con cara buena y en la posición que ves aquí

Traza así una línea diagonal con lápiz, tiza o el marcador que prefieras. Esta será la línea de costura. Si tienes buen ojo o mucha práctica puedes saltarte este paso de marcar.

Un truco: Yo tengo una guía de tape pegada en la máquina, alineada con la aguja, que me ayuda mucho a coser diagonales en cuadrados, tan habituales en patchwork. Es un método casero que funciona muy bien y te ahorra tiempo.

Empiezas a coser en una esquina y vas llevando la esquina opuesta por la guía que te marca el tape, de esta forma coses una perfecta línea recta entre los dos puntos, y sin marcar.

Corta el exceso de tela a 1/4″ de la costura.

Ahora que ya tienes una tira muy larga, plánchala doblándola en dos en sentido longitudinal y con el reverso hacia adentro. Según te vayas encontrando las costuras de unión plánchalas abiertas.

A medida q vas planchando, puedes ir enrollando la tira formando un paquetito, así será más manejable a la hora de coserla al quilt.

Ahora vamos con el quilt, que a estas alturas ya tendrás que tener totalmente acolchado y con los bordes bien pulidos.

Para coser la tira al quilt es aconsejable (aunque no imprescindible) utilizar un prensatelas de doble arrastre, que evita que la costura vaya haciendo fruncidos debido al grosor del quilt más la tira.

Con un prensatelas normal, reduce un punto la tensión y vete tirando suavemente hacia atrás del quilt a medida que vas cosiendo para ayudar un poco al arrastre de la máquina.

A unas 10″/12″ (25/30 cm) de una esquina del quilt y por su parte delantera, deja una pequeña porción de tira (como de unas 6″ o unos 15cm) libre y empieza a coser  alineando la parte abierta de la tira con el borde del quilt y usando un margen de costura de 1/4″.

Cose hasta llegar a una distancia de 1/4″ de la esquina siguiente. Si lo prefieres, mide y marca el punto exacto en el que te tienes que detener.

Párate ahí, y con la aguja en posición baja, levanta el prensatelas y gira el quilt ligeramente, baja de nuevo el prensatelas y cose hasta la mismísima esquina en un ángulo de 45º (serán unas 2 ó 3 puntadas).

Te quedará algo así (no sé si se ve muy bien…)

Corta el hilo y separa el quilt de la máquina. Coloca el quilt de forma que la tira que acabas de coser te quede horizontal y con la parte cortada hacia arriba. Dobla la tira así: Primero hacia arriba (para esto te ayudará el inglete a 45º que acabas de coser)

Y luego hacia abajo, alineando el borde plegado con el borde superior del quilt, así

Ahora empieza a coser de nuevo desde 1/4″ del borde superior y con el mismo margen de costura de 1/4″.

Acuérdate de dar unas puntadas atrás al principio para rematar.

Continúa así hasta la siguiente esquina, donde tendrás que repetir la misma operación. Y lo mismo con las otras dos esquinas restantes.

Una vez que hiciste la última esquina, sigue cosiendo hasta llegar a unas 8″/10″ (20/25cm) de donde empezaste. Ahora es el momento de unir el principio con el fin de la tira.

Antes te dije que unieras las tiras en diagonal para que la costura quedara bien distribuida, pero esta última costura yo la hago siempre en línea recta. La solía hacer  también en diagonal, pero es un poco complicado y me llevaba su tiempo conseguir que me quedara perfecta. Hasta que un día vi a Camille Roskelley ( de la que soy absoluta fan) haciéndolo de esta forma, y me pasé al método facilón de cabeza!

Para hacerlo a inglete, hay una regla especial que te facilita el corte y la costura en diagonal. Si quieres ver cómo se usa, vete aquí

Sigo entonces con mi método…

Quedamos en que te tiene que quedar un tramo sin coser entre el principio y la cola de la tira de unas 10″ (25cm) para poder manipularla y coserla con comodidad.

Pon el quilt con esa parte del borde bien estirada, sobre la tabla de planchar y aproxima los dos cabos de tira así doblados

Plánchalos de manera que queden bien juntos, besándose como si ya estuviesen cosidos.

Abre las tiras y comprueba que la marca de doblez que hiciste con la plancha queda bien patente, porque esa va a ser la línea por la que tendrás que coserlas juntas.

Aproxímalas por sus caras buenas y haz coincidir las marcas

Sujeta con un alfiler y cose en línea recta por encima de la marca de plancha.

Antes de cortar el exceso de tela, comprueba q la tira se ajusta perfectamente al borde del quilt. Si no es así, tienes que repetir la operación, de lo contrario te quedará un pequeño frunce en el quilt o en la tira.

Si ya estás satisfecha con el resultado, corta el sobrante de las tiras y abre la costura.

Vuelve a doblar la tira longitudinalmente y plánchala sobre el quilt, ajustándola al borde donde exactamente tiene que ir. Empieza a coserla donde lo dejaste y llega hasta el punto donde empezaste, sobrepasándolo un poco y cerrando así todo el perímetro del quilt.

Ahora solo tienes que voltear la tira hacia la trasera y coserla a mano con puntada invisible.

Esta parte me encanta! Son los últimos momentos que vas a dedicar al quilt que tanto tiempo tuviste entre tus manos, así que mejor disfrutarlo.

Enhebra una aguja muy fina con un hilo lo más parecido posible al color de la tira, siéntate cómoda con un café (o un gin tonic, en eso no me meto!), pon algo de música o de Netflix y vete volteando y cosiendo la tira a la trasera. Hazlo con puntada invisible (en fin, es un decir…), siguiendo el doblez de la tira y con cuidado de no pasarte a la parte delantera.

Cuando llegues a las esquinas, dóblalas como ves arriba, en un ángulo de 45º, y sigue cosiendo por el borde doblado, pegando un par de puntadas de refuerzo justo en el punto en el que se juntan los dos bordes. No es necesario que cosas la línea del inglete.

Si fuiste precisa cosiendo la tira a 1/4″, verás que el binding te queda perfecto!

La tela doble facilita mucho la costura y le da consistencia al cierre a la vez que enmarca tu obra delicadamente.

El binding también se puede coser enteramente a máquina. El procedimiento es similar, tienes que empezar cosiendo la tira en la trasera, luego voltearla hacia adelante y coserla con la máquina lo más cerca posible del borde y cuidando de dejar oculta la costura que acabas de hacer por atrás.

Puedes encontrar muchos tutoriales en la red, pero el acabado con puntada invisible a mano, para mi, es inigualable!

img_7165

Me encanta este quilt!

Todo un clásico, pero con un espíritu muy moderno. Y esos colores…!!!

Aun me falta ponerle la etiqueta. Espero no tardar otros 6 meses en hacerla!!!

Tengo la mejor modelo del mundo!

Pues hasta aquí mi método preferido para cerrar y rematar un quilt. Espero que te sea útil, y si hay algo que no te quedó del todo claro, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Estaré encantada de ayudarte en lo que pueda.

Hasta pronto!

Besos

>¡<

img_7164

 

2019

fullsizeoutput_e4a

Hola!

Otra vez por aquí! Y preguntándome cómo es posible que ya estemos en 2019!!! No te pasa?!

Estos últimos han sido dos meses de coser sin parar y hacer un montón de cosas guapas. Y cuando estás ocupada y muy entretenida el tiempo pasa que ni te enteras!

Tengo que reconocer que lo mío con la navidad es muy loco. A dos meses vista siempre pienso que voy a pasar de todo y no voy a poner ni el árbol. Esta época, aunque no deja de ser una época del año más, es tan hogareña que si no tienes cerca a la familia pierde bastante interés. Además tiene ese puntín triste de añorar siempre a alguien y ponerte melancólica que no mola.

Luego te regalan un árbol de dos metros, empiezas a ver las cosas chulas que hace la gente por ahí (hay que ver lo que da de sí el tema navideño!) y te apetece todo! Así que acabé poniendo árbol, corona en la puerta y hasta espumillón en el pasamanos de la escalera!!! Ah, y además aquí tengo chimenea! Hay algo que invite más al desmadre ornamental navideño que una chimenea? Lo dudo!

Pero lo mejor de todo fue ponerme como una loca, en el último momento y a toda máquina (literal) a hacer cosas para adornar y, sobre todo, para regalar. Para las próximas navidades me prometo empezar en agosto!

 

img_e3569

Estas aplicaciones a máquina tan naif, tan imperfectas, pero tan encantadoras, me traen de cabeza. Hice un montón de estos adornos para el árbol. Algunos todavía están metidos en un paquete, en el limbo del correo o la aduana españolas, tratando de llegar a su destino cuando ya no van a hacer ni gracia!

img_e3957

Este año, como novedad, estuve experimentando con las aplicaciones sobre papel, y el resultado me gustó mucho, mucho. Hice unas cuantas tarjetas que fueron un exitazo, así que otra cosa que me apunto para empezar a hacer en agosto!

Hice alguna más que envié sin hacer la foto. Las prisas…

IMG_E4114.JPG

Esto también lo hice así. Si te gusta la idea es bien sencillo. Solo tienes que pegar los motivos sobre papel fuerte (yo utilicé uno de acuarela) exactamente igual que si lo hicieras sobre tela, con el papel termoadhesivo o flixelina y la plancha. Luego lo coses con la máquina a estilo libre (free motion) como si estuvieras bordando, es decir anulando el arrastre y, a ser posible, con el prensatelas de acolchar o de bordar. Aquí puedes ver más o menos cómo se hace (algún día debería hacer un tutorial de esto…!) Usa una aguja un poco gruesa, como la de coser vaqueros y un hilo de coser normal. Aquí tienes más ejemplos, ya sabes que hacer esto me encanta!

Normalmente, estas aplicaciones se suelen hacer con hilo negro,  incluso haciendo varias pasadas, para darle mucho énfasis y aumentar el efecto “dibujo a mano” imperfecto y un tanto infantil, pero si quieres conseguir un aire más tierno y no tan impactante usa un gris o algún otro color que le vaya bien a las telas que utilizas y no sea tan contrastado.

Esta técnica está genial incluso para escribir mensajes en tus trabajos…

 

 

IMG_E3664.JPG

Este año, ya ves, me obsesioné también con las campanas y los tarros de cristal

IMG_E3624.JPG

Este último forma parte de un mini quilt que ya te enseñé en Instagram (como casi todo) y que hice junto con dos amigas de Gijón. El verano pasado nos reunimos para practicar Foundation Paper Piecing y decidimos hacer esto para ejercitarnos. Ahora ya tenemos un master! Y si no, mira…

 

 

IMG_E3713.JPG

A las tres nos encantó la experiencia, y espero poder repetirla.

Otro acontecimiento interesante del mes de diciembre fue el Secret Santa (Amigo Invisible) que se organizó en el Modern Quilt Guild de Knoxville, al que pertenezco desde hace unos meses. Aquí nos ves a todas, felices con nuestros regalos!

Para mi fue todo un ejercicio de salirme de la caja, como se dice por aquí! En noviembre tuvimos que llevar unas cuantas telas metidas en una bolsa junto con un papel con nuestro nombre y aquello que nos gustaría que alguien nos hiciese. Luego, cada una cogía una bolsa y cosía para otra persona. Yo, normalmente, trabajo al revés, primero busco la idea y luego busco las telas entre todas las que tengo. Y no veas qué trabajo me costó hacer todo lo contrario! Buf! Con unas telas que no eran de mi elección, y, qué ansiedad, pensando además en que tenía que hacer algo que estuviese a la altura (hay mucho nivel aquí! jeje)

Esto fue lo que hice para Sandy y, sí, parece que estuve a la altura!

img_3817.jpg

Y esto lo que Michelle me hizo a mi. Me encanta!

img_3895.jpg

Bueno, no pretendía hacer un ejercicio de recapitulación anual, ni tampoco quiero hablar de propósitos para el nuevo año. A estas alturas ya me conozco lo suficiente para saber que funciono por impulsos y soy la reina de la improvisación, así que mejor no ponerse obstáculos. Pero hay algo de lo que estoy especialmente contenta y es que, justo el primer día de enero, acabé de acolchar esta criatura que lleva conmigo algo más de tres años!!!

IMG_4122.JPG

Todavía me falta el binding porque no tengo una tela que me convenza, pero espero no tardar otros tres años en cerrarlo!!!

fullsizeoutput_e4d

Siento como si hubiese acabado de escribir una novela! Recuerdo dónde y cuándo compré cada una de las telas. Hay incluso alguna de mi tienda! Recuerdo momentos en los que cosí al sol, de noche mientras cuidaba de Mrs Kidd, en el coche hacia Florida y, no te lo vas a creer, en 4 casas diferentes!!! Esta es la magia de hacer cosas con tus manos y desde el corazón, que cuentan un poco de tu historia y, aunque solo sea para ti, tienen tanto significado! A mi que no me hablen de desapego, por favor!

Y aquí lo dejo. Todavía hice algunos trabajillos más, pero están dentro de la famosa caja secuestrada por correos y son regalos que todavía no quiero desvelar, aunque espero poder hacerlo pronto (please!)

 

fullsizeoutput_e50

Te deseo un año muy feliz!

Hasta pronto!

Besos!

>¡<

 

 

 

 

 

 

 

AGOSTO 2018 (FLOW)

IMG_0313

Nuevo curso, otra nueva etapa que empieza. También en Kentucky, pero en otro lugar, en otra casa, con otra gente… Todo distinto otra vez.

fullsizeoutput_b67

Con tanto cambio, tanta adaptación y tantas emociones… difícil no sucumbir al abatimiento y la pereza de volver a empezar.

fullsizeoutput_b46

Es una mezcla rara de sentimientos. Tan pronto estás arriba como estás abajo.

fullsizeoutput_b45

Pero para mi, lo importante es darte cuenta de que no puedes llegar muy abajo y deprimirte, ni muy arriba y que te entre una euforia ridícula que te desconecte de la realidad.

img_1487.jpg

Mantener los pies en el suelo, o muy cerca de él, sin olvidarte de que también tienes alas.

img_1367.jpg

Cuidarte. Rodearte en lo posible de lo que te gusta, de cosas que, aunque insignificantes,  te hagan sentir a en tu salsa.

IMG_E1258

Y al final todo se resume en  salvar los días de la mejor manera que conoces…

Haciendo lo que te gusta, buscando inspiración en Instagram, Pinterest, libros, revistas… donde sea. Y queriéndolo todo, queriendo hacer tantas cosas que pasas del aburrimiento y la melancolía al más puro estrés creativo.

IMG_E1347

Y no hay nada más terapéutico, ya lo sabes, que dejarse arrastrar a ese estado de concentración hiperactiva y mágica,  de fascinación. Entonces las horas vuelan, los días corren y ya estamos a finales de agosto!

Pues esto que me pasa, que te pasa, y le pasa a cualquiera que se enfrasca tanto en una actividad que se siente fluir y desconecta del mundo, se llama Flujo (Flow) y lo define muy bien Mihaly Csikzentmuhalyi. Este psicólogo con un nombre tan complicado dice que el estado de flujo consiste en

“…estar completamente implicado en una actividad por sí misma. El ego desaparece. El tiempo vuela. Cada acción, movimiento, pensamiento sigue inevitablemente al anterior. Todo tu ser está involucrado y estás usando tus habilidades al más alto nivel”.

Estás fascinado y, según él, esa es la clave de la felicidad. Nada menos!

Si tienes tiempo, te recomiendo que veas esta charla TED, donde desarrolla más esta idea interesante.

Explica también que esto no solo ocurre cuando estás llevando a cabo una actividad manual, artesanal o artística, sino cualquier actividad de la vida diaria a la que te entregues con tanta pasión que haría falta un tornado para sacarte de tu ensimismamiento.

A mi esto me llama mucho la atención, y siempre hago referencia a ello. Cuántas veces  sientes que no estás donde quieres, que no haces lo que se espera de ti, que no tienes contigo lo que necesitas y te refugias en ese libro, en esa tarea, en esa conversación… y ya se puede caer la casa. Cuántas veces, gracias a eso, un día que empieza mal se transforma en un día brillante y jugoso…

Desde que llegué pasé por  bastantes días de esos, así que tuve que tirar del recurso del flow muy a menudo. Y ya fuiste viendo el resultado.

Casi me parece increíble todo lo que hice en un mes! Eso aparte de acabar la mudanza y organizar la casa!!! Y es que, además, otra ventaja del flow es que es tremendamente  productivo!

¿Tú cómo lo ves? ¿Cuáles son tus momentos más fluidos? ¿Cuáles son tus recursos para desconectar?

fullsizeoutput_b48La verdad es que este sitio es hermoso, a veces solo basta con mirar!!!

Hasta la próxima!

Besos

>¡<

TOALLA DE BEBÉ EN NIDO DE ABEJA / WAFFLE CLOTH BABY TOWEL

waffle baby towel / anabelula.com

 

Nido de abeja. Esta tela de algodón con una trama que va haciendo cuadraditos y que recuerda un poco a un panal de abejas. En inglés se llama waffle cloth, que significa paño de gofre y eso sí que es preciso porque tiene exactamente la forma de los gofres.

 

anabelula.com

Gracias a su estructura de celdillas es muy absorbente y enseguida se airea y se seca. Por eso se usa mucho para toallas y, sobre todo, paños de cocina y trapos de limpieza en general. Es un tejido humilde, barato y duradero. Y esto es, para mi, parte de su encanto.

waffle baby towel / anabelula.com

La otra parte es que se trabaja muy bien porque es fina y los cuadrados te sirven de guía para cortar y coser. La que yo uso es 100% algodón, así que lava genial incluso en agua muy caliente. Eso la hace ideal para los bebés y para las personas con problemas de alergias. Además es muy dulce y absorbe la humedad con suavidad, no rasca.

waffle baby towel / anabelula.com

 

La conozco en dos versiones: blanco y crudo, pero pude ver en internet nido de abeja  de otros muchos colores. La blanca es mi preferida porque combina bien con todo y, con esa estructura labrada pero tan “geométrica” y nítida, le da un aire de limpieza y sencillez a tus obras.

 

waffle baby towel / anabelula.com

A veces hago este tipo de toalla para regalar a algún bebé, y sé que hay madres  que la usan incluso como mantita ligera de verano o como arrullo. Es de esas cosas que cuanto más las lavas más suaves se vuelven y más carácter van tomando. Un buen complemento para añadir a una canastilla, por ejemplo. También la puedes acompañar de un portapañales o un cambiador a juego o, como en este caso, de una bolsa de tela que sirve para guardarla y para otras muchas cosas, así que siempre viene bien.

waffle baby towel / anabelula.com

Para hacerla, corté un cuadrado de nido de abeja de 30″ (76cm) de lado y lo rematé alrededor con una tira de tela estampada de 2,5″ (6,5cm), lo que deja un borde de 1″ (2,5cm) aproximadamente. El toque infantil se lo da esta aplicación tan tierna inspirada en una ilustración que vi por alguna parte. Al final os dejo un PDF con el dibujo que podéis descargar por si os apetece. Tenéis que lo ampliar un poco hasta conseguir el tamaño que más os convenga.

También podéis añadir algún lazo o cinta decorativa alrededor de la aplicación, “tripa de pollo” (ric-rac) por todo el borde o pompones colgando de las esquinas para hacerla más colorida y divertida. Podéis bordar el nombre del bebé o hacerlo con letras aplicadas de la misma manera que el conejo, y ya tenéis un regalo personalizado y único. Yo estoy en uno de mis momentos “menos es más”, por eso ni siquiera le puse un jersey al conejo! ; )

 

waffle baby towel / anabelula.com

Hice el Appliqué con la máquina a estilo libre, pero en vez de coserlo con hilo oscuro, como suele ser habitual en esta técnica, utilicé un hilo más a juego con la tonalidad pastel del dibujo. Al aplicarlo de esta forma, las telas del motivo quedan sin rematar y como una toalla es algo que se lava muchas veces, con el tiempo los bordes se deshilachan. A mi esto me encanta, pero sé que hay personas que no pueden con ello. Si tú eres una de esas personas, te recomiendo que hagas otro tipo de aplicación, por ejemplo a festón, o añadiendo un pequeño margen de unos 3-5 mm a todo el contorno del dibujo y aplicándolo a puntada invisible, llevando hacia dentro los bordes (esto ya de master!)

 

waffle baby towel / anabelula.com

 

Me encanta, y estoy pensando en hacer una colección! Ya tengo en mente un ratón, un oso y un gato… y todavía me queda un buen trozo de tela de gofre!

 

 

 

cartelPDF

 

 

PD: mientras escribo esto me están llegando fotos guapísimas de Gijón nevado! Aquí ya pasamos por eso, y también por un minidiluvio, pero parece que la primavera ya asoma. Qué ganas!!!

 

Anabelula.com

Hasta la próxima!

Besos

>¡<

MINIQUILT DE SAN VALENTÍN / VALENTINE’S SELVEDGE HEART MINIQUILT

San Valentín me gusta porque me gustan los corazones, simplemente. Aunque todo lo que hay detrás de esta fecha no me dice mucho, la explosión roja de corazones siempre me inspira y me anima a hacer algo diferente.

Valentine's Selvedge Heart Miniquilt

Este mini quilt lo hice utilizando orillos. El orillo (selvedge en inglés) es el remate de la pieza de tela que evita que el tejido se deshilache. En términos técnicos, es el borde que va paralelo a la urdimbre (que son los hilos que corren longitudinalmente a lo largo de la tela) y que se produce al dar vuelta los hilos de la trama (que son los que corren horizontalmente, de lado a lado del telar) en el proceso de fabricación de la tela.

En patchwork y confección los orillos se desechan porque no suelen estar estampados y tienen una consistencia ligeramente diferente al resto de la pieza de tela, pero nos pueden resultar muy útiles porque ofrecen información acerca del fabricante, del diseñador, de la colección y de la paleta de colores utilizada en el estampado. Así, por ejemplo, cuando queremos localizar una tela determinada, de una colección determinada, toda la información de referencia la tenemos en el orillo. Y, lo mejor de todo, cuando queremos combinar unas telas con otras (algo que siempre nos trae de cabeza), en los orillos tenemos una guía de los colores que podemos usar para que el conjunto resulte armonioso.

Selvedges / anabelula.com

Cuando digo que en patchwork los orillos se desechan no estoy diciendo toda la verdad, porque está claro que en patchwork no se tira nada, y que a cualquier trozo de tela, por minúsculo que sea, le encontramos utilidad. De ahí ese afán por guardar y acumular!

Selvedges / anabelula.com

Y eso, los fabricantes y diseñadores de telas lo saben, por eso cada día se esmeran más en hacer orillos memorables, para enamorarnos.

orillos (selvedges) anabelula.com

A mi me gusta usarlos de vez en cuando en pequeñas dosis, como en el portakleenex que os enseñé en la última entrada, o en estos estuches para lápices

Pero también se pueden hacer proyectos enteros con orillos, incluso quilts enteros!!! Este estuche lo hice cosiendo primero los orillos a una tela de base con la que luego confeccioné el bolso. Lleva muchos años conmigo y se ve un poco ajado, pero  quería hacerle el honor de aparecer aquí porque le tengo mucho cariño!

Portalápices / anabelula.com

Podéis ver otros ejemplos interesantes aquí, aquí  y aquí . El uso está bastante extendido, sobre todo entre las quilters modernas y ya hay hasta algún libro publicado sobre el tópico, con trabajos hechos exclusivamente  con orillos.

 

Valentine's Selvedge Heart Miniquilt

Para hacer este mini quilt, primero dibujé las distintas piezas que forman el corazón en papel de congelación (freezer paper) y en ellas fui cosiendo los orillos solapando la parte rematada de uno sobre la que no lo está del anterior, en vez de ir cosiéndolos cara buena con cara buena, abriendo y planchando como si fuera un log cabin. Luego cosí todas las piezas juntas y retiré el papel. Como podéis comprobar en la esquina inferior derecha, me confundí en la dirección de las tiras, pero me vale! El resto, ya veis, bien sencillo. Lo enmarque en azul y fucsia para darle un aire más fresco y que no quedase muy ñoño, muy rojo. Lo acolché a máquina con líneas verticales. Y ya para rematar, el binding en amarillo-pera-limonera es eso, la pera! no me puede gustar más!  También le cosí unas tiras de tela en la trasera para poder colgarlo. Me quedó  de 15″x15″ (38x38cm), un buen tamaño para un mini.

Este mes, además, estuve muy trabajadora y me entró la fiebre “pincushion”

Valentine's pincushionsNo sabría decir cuál me gusta más! Son todos un amor! Heart Pincushion / anabelula.comPor la parte de atrás, al corazón se le cayeron las estrellitas! : )

Heart Pincushion / anabelula.comEsta tela tan tierna y amorosa estaba esperando pacientemente a que llegase San Valentín!

Valentine's Pincushion / anabelula.com

Valentine's Pincushion / anabelula.com

Este más clásico, en lino blanco. Un corazón lleno de nudos franceses, un nudo por cada amor!

Embroidered Valentine's Pincushion / anabelula.comY el último, que no tiene nada que ver con la fecha, pero llevaba mucho tiempo entre mis “pendientes”  y lo hice con todo el cariño!

Heart Pincushion / anabelula.com

Esto son unas pruebas que hice antes de dar con la que definitivamente me gustó más.

 

Pincushions / anabelula.com

En fila india!

Valentine's Moodboard / anabelula.com

Moodboard de San Valentín!

IMG_E9006.JPG

Y para terminar os cuento una pequeña historia! El año pasado, cuando abrí la tienda de ETSY, me decidí a comprar una máquina de coser nueva. Hasta entonces me había arreglado con una antigua que me había pasado una amiga, pero quería ponerme a producir como una loca y me compré una JUKI HZL-F300. La utilicé dos meses y me fui a pasar el verano a España. Cuando volví en septiembre la máquina empezó a renquear, el corta hilos automático de vez en cuando se atascaba y acabó encasquillándose completamente y dejando de funcionar. Como estaba en garantía, la devolví a la tienda y me aseguraron que la arreglarían, pero los días pasaban y yo sin noticias de la máquina. Era una tienda de New Jersey que vende a través de Amazon y que está a tropecientos kilómetros de mi casa. Llamaba y me decían que estaban esperando por una pieza. Volvía a llamar y la pieza todavía estaba en camino. Por fin, y después de casi tres meses (!!!), me llamaron para decirme que la máquina no tenía arreglo y que me enviaban una nueva. Además, en agradecimiento por haber sido tan paciente (yo casi nunca me enfado, y en inglés muchísimo menos!) me mandaban un modelo un poco superior (!!!). Así que ahora tengo una flamante JUKI HZL-F400 que va como la seda!

Hay determinadas cosas que con la máquina antigua no podía hacer,  como acolchar con doble arrastre o hacer appliqué estilo libre. Así que , en cuanto JUKI volvió, me faltó tiempo para ponerme a ello.

Give Yourself Some Flowers Miniquilt / anabelula.com

…Porque otra cosa que me gusta de San Valentín es que por estas fechas ya se empieza a insinuar un poco la primavera. Después de un invierno duro y frío, notas cómo los días empiezan a crecer, la luz va cambiando, apetece pasear… Así que uniendo las dos cosas hice otro mini quilt primaveral. Este!

Give Yourself Some Flowers Miniquilt / anabelula.com

Disfruto mucho haciendo este tipo de aplicación. Disfruto de todo el proceso, haciendo el dibujo, escogiendo las telas, recortándolas y pegándolas… Es un trabajo que requiere paciencia, concentración y ensimismamiento (mira que palabra más guapa!) O sea que las horas se te pasan volando y tú tan feliz recortando y pegando! Además te da  completa libertad para hacer todo lo que tu imaginación te dicte. Es como dibujar o pintar. Y un plus de esta técnica es que puedes ser muy indulgente a la hora de usar la máquina, y si te tuerces, te sales o tus costuras no son perfectas no importa porque al final va a quedar igual de fantástico!

Give Yourself Some Flowers Miniquilt / anabelula.com

El resto del mini quilt lo hice como el del corazón. Misma medida, mismo acolchado y mismo binding, para poder colgarlos juntos y celebrar el amor, la primavera, o simplemente la vida.

Os deseo lo mejor!

Muchos besos para todos, y a mi gente de Gijón… ¡feliz Carnaval!

>¡<

fullsizeoutput_903

 

 

 

PORTAKLEENEX / TISSUE COVER (TUTORIAL)

TISSUE COVER / anabelula.com

Este portapañuelos lo hice más que nada para aprovechar el orillo de la tela, porque no me negaréis que es un auténtico poema! Llegar a casa de la tienda, desplegar la tela para mirarla, remirarla, tocarla…y descubrir esta pequeña obra de arte es un plus que te pone la cabeza a funcionar y te inspira.

La idea la vi en A Spoonful of Sugar y si queréis ver el tutorial original lo tenéis aquí. Es un trabajo sencillísimo que se hace en un par de horas como mucho, ideal para cuando quieres coser algo rápido para regalar o tienes que hacer un montón de detalles para un evento o una ocasión especial.

Así que si te animas, estos son los materiales que necesitas

Portakleenex- materiales necesarios

  • Un trozo de tela de 6 1/4″x 5 3/4″ (16×14,5cm). Esta mía es de Cotton + Steel, de la colección Flower Shop. Me encanta, y no solo por el orillo!
  • Un trozo de lino, o de otra tela contrastada/coordinada con la anterior, de 2 1/4″x 5 3/4″ (5,5×14,5cm). A mi me gusta mucho el lino porque es my neutro y va con todo.
  • Otro trozo de tela para el interior de 8″x 5 3/4″ (20,5×14,5cm). No se va a ver así que no hace falta que sea una maravilla.
  • Un trozo de entretela fina termofusible de 8″x 5 3/4″(20,5×14,5cm).
  • Un trozo de cinta, lazo o similar que le vaya bien al conjunto, como de unas 3″ (8cm)

Lo primero que hacemos es coser el lino a uno de los extremos de la tela. En el otro extremo cosemos la cinta doblada como ves aquí

TISSUE COVER anabelula.com

En la trasera de esta pieza que acabamos de hacer pegamos la entretela. Nos quedará así

IMG_E8821

Ahora la ponemos con la cara buena hacia arriba y encima colocamos el forro. Como esta tela que elegí para el interior es lisa no me tengo que preocupar de ponerla del derecho o del revés, pero si fuera estampada la cara buena tendría que estar hacia abajo, en contacto con la cara buena de la tela exterior.

IMG_E8825.JPG

Cosemos los dos lados cortos a 1/4″ (como a 0,5cm) de margen y le damos la vuelta, es decir sacamos la parte estampada hacia afuera y lo planchamos bien.

TISSUE COVER anabelula.com

Y tal y como lo tenemos ahora, o sea con el derecho hacia arriba,  hacemos un par de dobleces de la siguiente forma

IMG_E8829

Primero doblamos la parte de arriba (donde está la cinta) hacia abajo, a 2 1/4″ (6cm)

TISSUE COVER anabelula.comLuego doblamos la parte de abajo hacia arriba, a 1 3/4″ (4,5cm), de forma que se solape sobre la parte de arriba. Asegúrate de que este último pliegue coincida con la costura del lino.

IMG_E8831

Ahora hay que coser los laterales. Conviene repasarlo dos o tres veces para que quede más resistente, y rematar con puntada atrás al principio y al final de la costura.

El último paso sería hacer unos piquetes en las esquinas y remallar los márgenes de costura. A falta de remalladora, le pasamos un zigzag para rematarlo.

Finalmente, le damos vuelta, le sacamos bien las esquinas y lo planchamos a conciencia.

TISSUE COVER anabelula.com

Lo tienes! Así que ya vas corriendo a por un paquete de Kleenex para rellenar!

TISSUE COVER anabelula.com

Me encanta!

Pudiendo hacer esto en cuatro pasos sencillos…¿quién va a querer llevar en el bolso un paquete de pañuelos todo cutre y roñoso?

TISSUE COVER anabelula.com

 

Nada más. Espero que os haya gustado tanto que os pongáis manos a la obra. Ya veis que no tiene ninguna complicación y os podéis pasar un buen rato.

Hasta la próxima!

Besos

>¡<

 

NECESER TIPO CAJA CON COSTURAS FRANCESAS (TUTORIAL)

IMG_E8696.JPG

A este tipo de bolsos o neceseres cuadrados mucha gente los llama “valisettes”, que es una palabra francesa que significa maleta (o maletina, más exactamente). Y tiene mucho sentido, porque son tan cuadrados que parecen cajas o maletas. De hecho, y para vacilaros todavía un poco más ; ), os diré que por aquí se les llama “box pouch”, o sea bolso caja. Así que queda claro que lo característico de estos neceseres es que son como bloques.

Lo que menos me gusta de estos bolsos es que, por la manera en que se hacen, las costuras en el interior suelen quedar vistas y hay que remallarlas o forrarlas con un bies o una tira de tela para que queden decentes. Pero acabo de hacer un descubrimiento de esos que te deja perpleja, pensando en cómo es posible que no se me hubiera ocurrido a mi antes!!!

IMG_8695

Hacerlo con costuras francesas, claro! Una valisette con costuras francesas, más galo imposible!

Además, en esta hice mis experimentos con estampación en tela, una idea muy interesante que añade valor a nuestros trabajos y los hace todavía más únicos. Os lo cuento con detalle…

fullsizeoutput_8fe

Para este bolso utilicé una pieza de lino de 21″x15″ (54cmx38cm), otra de tela de algodón para el interior, y un trozo de entretela de la misma medida. La entretela que yo utilicé era tal vez demasiado fina, pero era la que tenía a mano. Cuanto más gruesa sea la entretela más cuerpo va a tener vuestro neceser, pero más difícil va a resultar hacer las costuras francesas. También quedaría bien con una guata termoadhesiva fina. Además necesitamos una cremallera de 15″ (38 cm) como mínimo ( mejor todavía si es más grande porque nos va a facilitar hacer ciertas costuras) y un par de trozos de cinta de sarga de 3″ (18 cm) para los tiradores de la cremallera.

fullsizeoutput_8ff

Lo primero que hice fue las estampaciones en el lino. Para ello utilicé caucho de carvar sellos, un cúter, un tapón de plástico (mejor si es translúcido, así ves con mayor precisión dónde estás colocando el sello) y pintura apta para textiles. Usando como inspiración el estampado de la tela del interior, hice el sello en forma de aspa ( o signo +, según se mire). Resumiendo el proceso, dibujé el aspa en un papel y lo repasé mucho con el lápiz. Puse el dibujo boca abajo, en contacto con el caucho y lo reseguí con los dedos, apretándolo bien  para transferir el dibujo. Como el motivo es muy sencillo, este paso te lo podrías ahorrar haciendo el dibujo a mano alzada directamente sobre el caucho. Y si no tienes caucho puedes usar goma eva o incluso una patata.

Con el cúter recortas la forma y la pegas en el tapón de plástico. Puedes usar otro tipo de soporte como por ejemplo un taco de madera, un corcho, un trozo de metacrilato…

IMG_E8636

Y a estampar!

IMG_8645Hice esas dos aspas en color coral para añadir un poco de interés al conjunto. Sobre este lino queda bien cualquier cosa, la verdad. Hagáis el motivo que hagáis, tened en cuenta que hay que reservar un espacio de unos 10-15 cm a los lados porque es donde van a ir las costuras que dan forma al bolso. Hay que seguir las instrucciones del fabricante de la pintura, que normalmente recomienda planchar los motivos una vez secos para fijar el color y hacerlo permanente.

Esto de los sellos de caucho ahora está muy de moda. Podéis encontrar por la red infinidad de tutoriales y sitios donde hacer cursos y comprar los materiales. También podéis echar un vistazo a mi tablero “stamps” de Pinterest para buscar inspiración, o visitar la página de Isthar Oliveira, que es una crack en esto de hacer sellos con estilo.

Y ahora ya vamos a confeccionar el neceser. Primero  recortamos un poco la entretela (medio cm de cada lado) para reducir el bulto en las costuras y la pegamos centrada en la trasera de la tela exterior, en este caso el lino.

IMG_8649

Empezamos cosiendo la cremallera en lo lados más cortos. La ponemos  con el derecho en contacto con la cara buena del lino y encima colocamos la tela de forro con el lado bueno hacia abajo, de forma que nos queden ambas telas juntas por su cara buena, y en el medio la cremallera. Sujetamos bien con alfileres y cosemos.

IMG_E8651

Le damos la vuelta, planchamos  para asentar la costura y hacemos un nuevo pespunte todo a lo largo de la cremallera, como a unos 3-5mm. Así

IMG_8655

Ahora hacemos lo mismo en el otro lado

Volteamos y asentamos la costura con la plancha. Abrimos la cremallera y hacemos el mismo pespunte a 3-5mm. Lo doblamos de esta forma

img_e8663.jpg

Medimos bien para asegurarnos de que la cremallera queda perfectamente centrada. Pulimos los laterales para cortar los sobrantes de cremallera e igualar los bordes. Acuérdate antes de abrir un poco la cremallera, no vayas a cortar la parte del cursor porque volver a colocarlo de nuevo es toda una odisea! Comprueba que la tela del interior esté bien estirada y llegue hasta a los bordes.

IMG_8664

Así como esta, es decir del derecho, cosemos los laterales con un margen de costura de 1/4″ (medio cm). En esto consiste la costura francesa, en coser primero del derecho, dar la vuelta y volver a coser del revés, de manera que la primera costura quede escondida dentro de la segunda. De esta forma conseguimos un acabado muy resistente y perfectamente rematado sin necesidad de remallar. Una vez cosidos los lados, y para asegurarnos de que nuestra costura queda bien escondida, tenemos que recortar nuestro margen  al máximo, pero sin llegar al pespunte, cuidado! Abre la cremallera y fíjate si la tela interior quedó también bien cosida.

IMG_E8665

En este punto colocamos las cintas de twill dobladas a la mitad a ambos lados, sobre la cremallera. Les pasamos una costura por encima para sujetarlas y recortamos bien los bordes

IMG_8668

Abrimos la cremallera y le damos la vuelta a todo. Sacamos bien las esquinas  y planchamos concienzudamente las costuras

IMG_E8669

Volvemos a coser de nuevo los laterales. Esta vez usaremos un margen de costura un poco más amplio para permitir que la costura anterior quede bien encajada dentro. Aquí la cosa se va complicando un poco porque ya tenemos muchas capas de tela y, sobre todo al pasar por encima de la cremallera y los tiradores de cinta, tenemos que ir despacio e incluso ayudar a la máquina haciendo alguna puntada manualmente girando el volante  (o la rueda de la máquina)

IMG_8670

Si os pasa algo así y veis que vuestra máquina se salta algunas puntadas, necesitáis cambiar la aguja por otra un poco más gruesa, tipo a la que se usa para coser vaqueros.

img_8671.jpg

Otra vez damos la vuelta y planchamos.

También del derecho, doblamos las 4 esquinas en pico, haciendo coincidir la costura del lateral con el doblez de plancha del lado largo. De nuevo comprobamos que por el interior todo esté en orden, la tela en su sitio y bien estirada. Sujetamos con clips o alfileres.

IMG_8673

Marcamos la línea de costura a unas 2″ (5cm). Cosemos y recortamos los picos, acercándonos al máximo a la costura sin que esta peligre.

Ya falta poco! Volteamos de nuevo, sacamos bien las esquinas, planchamos las costuras y cosemos como en los laterales, con un margen amplio para esconder la costura y que no nos salgan picos o hilos por el exterior.

IMG_8681

Cuando hagamos esto en los cuatro lados ya podemos desenchufar la máquina!

IMG_8678

Nuestro neceser tendrá este aspecto! Aquí podéis observar dos cosas. La primera, que no se puede ser rata a la hora de comprar tela porque luego tienes que hacer estos apaños y sí, ya sé que es para el forro, pero no me negaréis que hubiese lucido más todo de una pieza! Y la segunda, que el acabado habría quedado mucho más pro si hubiese utilizado un hilo azul marino. Según tengo entendido, esto es algo muy típico de las personas que hacen patchwork, que todo lo quieren coser con hilo de color blanco roto!!! Es curioso que tengamos tanta paciencia para coser mil piezas y seamos tan vagas para cambiar el hilo de la máquina, no?

En fin, el paso final ya sabéis que es darle vuelta a todo, sacar las esquinas, planchar primorosamente, comprobar que la cremallera va como la seda y hacerle una foto para mandármela a mi, lo que me haría muchísima ilusión!

IMG_E8689

 

Nada más por hoy. Lo próximo que haga será algo de San Valentín porque ya sabéis que hay que cumplir con las fechas! Nos vemos entonces!

Besos

>¡<